Make your own free website on Tripod.com

 

 

Vestigios Arqueológicos en el Municipio de San Joaquín, Querétaro.

haz click sobre las fotografías para verlas al 100%

 

ranas

toluquilla

 

 

Ranas y Toluquilla   

Enclavado en la sierra gorda, el municipio de San Joaquín, qro. cuenta con importantes vestigios arqueológicos de una cultura serrana con características muy particulares, que tenían sus centros de poder político-religioso en las ciudades de Ranas y Toluquilla ( esta última en el municipio de Cadereyta).

 

Hacia el final del periodo Clásico y en las etapas tempranas del Postclásico, se desarrollaron estos dos importantes asentamientos, Ranas y Toluquilla tuvieron su desarrollo cuando el área mesoamericana alcanzó su máxima expansión cultural hacia el Norte. Estos sitios fueron centros a partir de los que se ejercía un rígido control político, religioso y sobre todo económico, que afectaba a numerosas comunidades menores que se asentaban en la sierra gorda queretana.Tanto en Ranas como en Toluquilla se aprecia gran complejidad arquitectónica por la construcción de juegos de pelota, templos y casas habitación, todo ello de piedra laja caliza. Los angostos terrenos rodeados de barrancas en que se edificaron estas ciudades fueron aprovechados al máximo con la construcción de grandes muros de contención, para nivelar y ampliar cuando la topografía presentaba marcados desniveles. Con esto se creaban terrazas o plataformas sobre las cuales se construían basamentos y casas habitación. Evidentemente estas ciudades tenían carácter de centro político-religioso, con habitación por parte de la clase gobernante.

 

Es evidente que la economía de esta cultura serrana estaba basada tanto en la agricultura como en la explotación de minas de mercurio. La actividad agrícola se realizaba en los pequeños valles, donde con la construcción de petriles se creaban terrazas para el cultivo. De la actividad minera, es indicativa la existencia de un buen número de minas de las que se obtenía cinabrio (sulfuro de mercurio), que servía de pigmento para decoración y ornamentación. Es posible que el cinabrio constituyera uno de los principales objetos de intercambio a nivel extraregional, siendo quizá Teotihuacan el principal centro consumidor de este producto.

 

Uno de los vestigios arqueológicos que poco se conocen de esta región son las pinturas rupestres y los petroglifos, localizados al noreste de Ranas y Norte de Toluquilla, en zonas de actividad minera prehispánica. Las pinturas están sobre la cadena Agua de León en una superficie de roca caliza. Se trata de motivos antropomorfos y geométricos: cuadros, círculos y a rectángulos, triángulos y líneas rectas verticales paralelas, realizadas en colores rojo, negro, blanco y al negativo. No todos los motivos corresponden a la misma época, inclusive hay algunos, sobre todo las cruces, altares con cruces y algunos antropomorfos, que posiblemente daten del momento de la conquista de esta región por parte de los europeos.

 

Respecto a los petroglifos, se localizan en la ladera sur del cerro Bordo Grande, en afloramientos rocosos, en posición horizontal. Se trata principalmente de motivos geométricos: círculos, puntos y triángulos; sólo en un caso es naturista (cara humana).

*

Otros lugares en la zona: Gruta de los Herrera, San Joaquín, Querétaro.

+Zonas Arqueológicas: Barrio de la Cruz SJR Qro.

Interesante: Pinturas Rupestres en Cadereyta Qro.

 

 

Todas las Fotografías por JAFA, excepto* de México desconocido.